I.   ETAPA PERCEPTIVA O MARCO SITUACIONAL[1]

 2.1 ¿Qué es la etapa perceptiva?

La etapa perceptiva es el punto de partida del proceso de Planificación Pastoral. Consiste en analizar la realidad de la acción pastoral desde sus diferentes variables, variables que engloban la visión del agente, de los destinatarios, del contexto y del pretexto. Mediante el análisis perceptivo es posible elaborar una primera respuesta de acción en forma de hipótesis como solución a la situación problemática de la pastoral que recoge e integra todas las respuestas que se fueron descubriendo durante la etapa perceptiva[2].

2.2 Análisis desde la perceptiva

La etapa perceptiva para el análisis y el replanteamiento de la acción pastoral del CEJA se realizó de septiembre de 2005 a febrero de 2006. Fueron propiamente dos los instrumentos utilizados, el conocido como informe personal de actividades (IPA) y la rejilla. A partir de la información de dichos instrumentos e integrando las aportaciones de la etapa perceptiva realizado en el seminario de planificación, se presenta por categorías la realidad de la acción pastoral del CEJA, no sin antes aclarar que el análisis de la acción pastoral sigue en proceso.

 2.2.1 Los alumnos

Se reconoce que el mayor tiempo y las energías de quienes colaboran en la pastoral de la Institución se enfoca a soñar y concretar procesos y alternativas pastorales que tienen como destinatarios a los alumnos. Es importante reconocer que las necesidades pastorales en relación con los alumnos va en la línea de cuidar y buscar que las propuestas les resulten significativas, es decir que toque su vida. Reconocemos que no todo depende de nosotros, que estamos viviendo tiempos de confusión y de múltiples opciones pero nos corresponde seguir en búsqueda y proponiendo espacios. Otra realidad fundamental en relación con los alumnos es la necesidad de hablarles con la palabra y con el testimonio para hacer creíbles nuestras propuestas. Así mismo identificamos la necesidad de formar más en nuestros alumnos el sentido de pertenencia según nuestro carisma y espiritualidad, de tal manera que se formen como personas con conciencia social y sentido de solidaridad con los menos favorecidos.

2.2.2 Del personal

Respecto al personal que integra administrativos, secretarias e intendentes, es clara la ausencia de una propuesta concreta pensada desde su realidad que les permita rescatar el valor de su persona y de su trabajo, que les ayude a rescatar el valor de su palabra y de su labor como educadores en esta Comunidad Educativa. Esta realidad los ha llevado de alguna manera a no entenderse destinatarios de la acción pastoral.

2.2.3 De los maestros

En los maestros como destinatarios de la acción pastoral se identifica como necesidad prioritaria el impulso de espacios que permitan el crecimiento humano y espiritual para compartir la fe y la vida, así como el caminar en nuestra labor educativa. Por otra parte es necesario compartir con los maestros la propuesta pastoral y seguir haciéndolos partícipes e involucrarlos en los distintos espacios y proyectos. También es fundamental abrir espacios que acrecienten en los maestros la conciencia de su ser de acompañantes y formadores de las nuevas generaciones.

2.2.4 De los padres de familia

En relación con ellos resalta la necesidad de hacerlos partícipes de la inspiración cristiana de la Institución e involucrarlos en los procesos de crecimiento en los que participan sus hijos; por otra parte, es necesario concretar una propuesta pastoral pensada para ellos y desde ellos.

 De esta análisis de construye la hipótesis perceptiva, misma que permite ir clarificando las fortalezas y debilidades de la acción pastoral.

2.3 Hipótesis perceptiva

La Institución cuenta con una acción pastoral densa pero con pocos espacios para la reflexión y la evaluación sistemática. Esta realidad ha llevado en algunos espacios a multiplicar actividades descuidando los procesos, a la diversidad de objetivos y tendencias en la formación; al activismo que genera cansancio, desgaste, desánimo y frustración. Asimismo la poca evaluación y reflexión sistemática ha impedido tomar conciencia clara del hombre y la mujer que estamos formando en cuanto a su visión de Dios, del otro, de sí mismo y de mundo; en momentos, a reproducir esquemas y propuestas que no dan respuesta a la realidad y necesidad de los destinatarios[3].

La pastoral con poca reflexión y evaluación sistemática ha traído como consecuencia, por un lado, una propuesta pastoral que no atiende a los distintos estamentos que conforman la comunidad educativa, centrando su atención en los jóvenes y adolescentes, pero descuidando a los maestros, al personal, a los padres de familia; la otra consecuencia es que la acción pastoral tiene poca proyección que trascienda los muros de la Institución y que lleve al compromiso evangélico en opción por los menos favorecidos[4].

2.4 Dinamismos y frenos de la pastoral del ceja

Entendemos por dinamismos todas aquellas condiciones o acciones que están impulsando y favoreciendo la acción pastoral, y por frenos las condiciones o acciones que obstaculizan que la acción pastoral sea como deseamos.

DINAMISMOS

FRENOS

  • Tener conformado el equipo de pastoral del CEJA con los laicos y hermanas.
  • La acción pastoral es más consciente y el trabajo más intencionado.
  • Apoyo e impulso de un buen número de profesores en las acciones pastorales.
  • El proceso de replanteamiento de los distintos proyectos desde la metodología de Planificación Pastoral y desde la Espiritualidad Cazariana.
  • La conformación de los grupos apostólicos como espacios alternativos.
  • La actitud de búsqueda para que las celebraciones sean significativas y vivenciales.
  • El equipo de agentes de pastoral conformado por alumnos de preparatoria que coordinan los grupos apostólicos de Éxodo y Despierta.
  • El procesos de sistematización de los proyectos de: agentes, éxodo, despierta y misiones desde la visión conjunta de agentes y asesores.
  • La apertura y apoyo de la Institución para abrir los espacios alternativos de pastoral.
  • La confianza de la institución – directivos - en los procesos que se están generando.
  • Formación de líderes cristianos que al terminar sus estudios en la institución e iniciar la universidad están buscando otros espacios de comunidad y de apostolado.
  • Tomar conciencia que en la institución nos toca despertar conciencia y abrir ventanas y puertas para que los chavos vivan experiencias de fe, de vida, de comunidad.
  • Ir encarnando la espiritualidad Cazariana en los distintos procesos y proyectos pastorales.
  • En la comunidad religiosa se valora la pastoral como algo primordial.
  • Los maestros de formación humana y cristiana diseñan y profundizan las matrices e itinerarios de formación.
  • Delegar a los laicos la coordinación y el acompañamiento de distintos proyectos pastorales.
  • Tener mayor claridad en la organizaron interna del departamento.
  • La confianza, libertad y apoyo que se brinda desde la dirección general y desde las direcciones de cada sección.
  • Falta un proceso de evaluación constante y sistemática para los procesos pastorales.
  • La prioridad de la acción pastoral está centrada en los jóvenes pero se ha descuidado a los otros miembros de la Comunidad Educativa.
  • Estamos preparados para el hacer pero estamos descuidando el ser.
  • El proyecto pastoral para los padres de familia se ha dejado en el camino.
  • Acumulación de tareas y responsabilidades por participar en diversas tareas.
  • Aprender a organizarnos conjugando el espíritu que nos mueve, la parte humana y la calidad en el trabajo pastoral.
  • En la comunidad educativa no contamos con propuestas pastorales claras para los distintos grupos de la institución, pues nos hemos centrado más en la pastoral para los adolescentes y jóvenes.
  • El ritmo interno de la institución corta los procesos pastorales que se llevan en los tiempos de clase.
  • Las crisis personales de ver si esto vale la pena o tiene sentido.


[1] Boletín Avances, La Metodología de la Planificación Pastoral en el CEJA, Septiembre-octubre del 2006,pp 7-10.

[2] Consuelo Lomelí López, Apuntes personales del Seminario de planificación pastoral, Bogotá, Colombia, febrero-julio 2005.

[3] Consuelo Lomelí López, Hipótesis a nivel perceptivo, Seminario de Planificación Pastoral, Bogotá, Colombia, 3 de abril de 2005. p.1.

[4] Ídem. p.1.